El gran ahorro, principal motivador para el turismo de salud

Por: Blog Aboutti
 
Tenemos experiencia en diversos campos de la salud, prestando este servicio principalmente desde Estados Unidos, donde hemos podido evidenciar el comportamiento del norteamericano, asumiendo que es igual al del europeo y cualquier persona en el mundo, referente al tema del turismo médico.
 
Para efecto de claridad, cuando hablamos de turismo médico consideramos dos formas: el Outbound Medical Travel, el cual se refiere a los pacientes de Europa y Norteamérica que viajan hacía América Latina. El segundo, Inbound Medical Travel que se refiere a personas de alto nivel socio económico de América Latina que viajan a Estados Unidos o a Europa para ser tratados, ya que requieren clínicas y hospitales con una atención especializada y de mayor complejidad para patologías como el cáncer. Factores como estos, más el precio, la calidad y la distancia, son las razones que motivan a los pacientes a salir de su país.
 
Les hablaremos de la modalidad de turismo de médico Outbound Medical Travel, basándonos en las experiencias de pacientes que han salido de Norteamérica hacia Latinoamérica a tratarse sus enfermedades, a realizarse una cirugía o un procedimiento estético.
 
Recientemente, un colega nos preguntaba: ¿es cierto que se ahorra al hacer turismo de salud? Sin pensarlo le respondimos: sí, claro! El turismo de salud o turismo médico, no es otra cosa que salir de tu ciudad o país de residencia para viajar a algún destino en Latinoamérica, con el fin de ser atendido o tratado por una enfermedad, una intervención quirúrgica o un procedimiento estético. Tiene tres motivadores principales, el ahorro es el número uno, los otros dos son la calidad del servicio a recibir y la distancia a la que tengan que ir.
 
Los pacientes que optan por turismo de salud o turismo médico lo hacen porque en sus países, los costos son muy elevados o porque su seguro de salud tiene un deducible muy alto; lo cual es una gran barrera que al salir hacía Latinoamérica pueden manejar.
 
Es simple, cuando un norteamericano es diagnosticado para hacerse una cirugía o le interesa un procedimiento estético, lo primero que piensa es en el precio. Al buscar los procedimientos con esas variables le surge una oferta de servicios en el mundo entero y es ahí donde se da cuenta, que al salir de Estados Unidos a países de Latinoamérica, el ahorro en promedio es del 60% comparado contra lo que le costaría realizarse un procedimiento de salud en su país de residencia. Las diferencias de valores, pueden variar de un tipo de procedimiento a otro, pero en general el turismo médico significa un ahorro y no uno pequeño, uno atractivo.
 
Una vez el procedimiento es identificado por costos, se elige el lugar, médico y hospital para visitar; se pasa al segundo punto, la calidad. Pensaríamos que al ser barato, aunque preferimos denominarlo “pagable” será un servicio de calidad inferior, pero no. La verdad es que Latinoamérica, Costa Rica y Colombia, cuentan con médicos muy capaces (muchos de ellos formados incluso en Estados Unidos) e instituciones de primer nivel que están a la altura de cualquier hospital. Algunas de ellas, certificadas por the Joint Commission International (JCI). De eso podemos dar fe.
 
La información que encuentras sobre médicos e instituciones en Internet, en las búsquedas en Google, en redes sociales (principalmente Facebook) y en los numerosos testimoniales, son la prueba que los procedimientos y tratamientos al ser de un precio pagable, no pierden su calidad e incluso, en algunos casos, es superior.
 
Con los costos estudiados, el ahorro calculado y sabiendo que no pierde calidad, el tercer motivador es la distancia. Lo es, porque de ella depende la capacidad que tenga el paciente para viajar con uno o más acompañantes (familia o amigos) a realizarse su procedimiento y/o tratamiento; quienes además de brindar apoyo moral, sirven como soporte en un país desconocido y como vínculo con el facilitador médico.
 
Para que el ahorro sea mayor y se cuente con una mejor calidad, conviene contar con los servicios de un facilitador médico como Aboutti. Esta empresa colombiana al tener 20 años de experiencia en el manejo de pacientes internacionales, cuenta con reconocidas instituciones médicas y especialistas certificados en el ejercicio de la medicina, para asegurar la oferta de servicios con los mejores prestadores de salud. De esta forma se asegura el mejor precio para el paciente y se brinda mayor confort a sus acompañantes.
 
¡Entonces, sí! es verdad que se ahorra mucho al hacer turismo de salud para tratarse. Por ejemplo, un remplazo de rodilla que en Estados Unidos está alrededor de los USD $50.000 lo puedes conseguir en Latinoamérica, con la misma, e incluso mejor calidad, todo incluido (cirugía, médico, hospitalización y laboratorios) por la quinta parte de ese precio.
 
¿Se ahorra en turismo de salud? Claro que sí y no es un ahorro pequeño.

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados